#Gustavo Fontán. El rostro